Autoridades destacan promulgación de la ley que establece el Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres

·         El Delegado Presidencial Regional, Carlos Geisse señaló que “esta es una más de las leyes que está promulgando el Gobierno que va en el sentido de la regionalización y de la descentralización”.

La normativa promulgada  por el Presidente Sebastián Piñera sustituye a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) por el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres y le entrega nuevas facultades al organismo.

 Para el Delegado Presidencial de Los Lagos Carlos Geisse “esta ley lo que hace es sustituir la oficina nacional de emergencia ONEMI por un Servicio Nacional de Prevención y Respuesta al Desastre con el objeto de tener un mayor foco en la prevención y en la territorialidad. Este nuevo servicio es descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propio y desconcentrado  territorialmente a nivel regional,  esta es una más de las leyes que está promulgando el Gobierno que va en el sentido de la regionalización y de la descentralización”.

La ley sustituye a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) por el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (SENAPRED), el cual reconoce e incorpora todos los avances y desarrollos que se han logrado en función de las buenas prácticas y lecciones aprendidas en esta última década por el actual sistema nacional de protección civil y por la ONEMI.

Mientras, el Director Regional (s) Onemi, Cristian González indicó “a nivel regional la idea de este nuevo cuerpo legal es ser capaces de desarrollar políticas públicas y distintos instrumentos de gestión relacionados a la reducción de riesgos de desastres a escala regional y en escala local como  por ejemplo en la elaboración de planes regionales de  reducción de riesgo de desastres,  en la conformación de una plataforma regional de riesgo de desastre que permitan desarrollar una gobernanza del  riesgo en donde podamos integrar a todos los organismos públicos pero también invitar al sector privado, a la academia y a la sociedad civil a ponernos de acuerdo en cuáles son las acciones que tenemos que desarrollar a nivel regional para reducir el riesgo de desastre y que estos instrumentos puedan vincularse a instrumentos de desarrollo regional “.

Con esta ley, dichos avances buscan ser actualizados, reforzados, estandarizados y hacerlos vinculantes para alcanzar altos estándares en la gestión del riesgo de desastres, centrados en la prevención y territorialidad.

Al nuevo servicio le corresponderá hacerse cargo de todos los derechos y obligaciones que eran titulares de ONEMI. No obstante, también asumirán nuevas responsabilidades y funciones.

El Servicio estará a cargo de un Director (a) Nacional, quien será el jefe superior del Servicio, mientras que en cada región habrá una Dirección Regional del Servicio, a cargo de un Director(a) Regional.

Dentro de sus principales funciones están: asesorar al Comité Nacional, coordinar y supervisar la ejecución de los Instrumentos de Gestión del Riesgo de Desastres (GRD), asesor y apoyar a los integrantes del Sistema en el desarrollo de capacidad para la GRD.

Comentarios