¿Dónde conseguir el dólar más barato del mercado?

Luego del alza del dólar, los chilenos empezaron a buscar la mejor opción para conseguir dólares a un precio asequible y protegerse de la depreciación del peso. Entre las alternativas más conocidas se encuentran las tradicionales casas de cambio, así como los bancos. Sin embargo, al mercado ingresaron las plataformas digitales, algunas con herramientas prácticas y seguras que permiten dinamizar las finanzas personales.

Para finales de junio el dólar cerró en $920,30, sin embargo, a lo largo de julio alcanzó los $1.000, su mayor a incremento mensual desde la crisis financiera mundial del 2008, provocando que algunas personas empezaran a resguardar sus activos en esta moneda, una de las más estables del mundo. 

Hoy en día existen alternativas que habilitan que los ciudadanos puedan, justamente, cambiar los pesos chilenos a esta moneda que es más fuerte. A continuación las diferencias, beneficios y costos de las casas de cambio, los bancos y las plataformas digitales.

Casas de cambio

Por una parte, las tradicionales casas de cambio abarcan gran parte del mercado que comercializa dólares y otras divisas. Su venta incluso sobrepasó los 1.000 pesos a nivel nacional. Entre sus principales beneficios resalta el acceso directo al dinero en efectivo y la poca documentación que solicitan. Sin embargo, aparte de sus comisiones, el precio del dólar en estos sitios no está regulado y varía dependiendo de cada establecimiento. Este valor no necesariamente se ajusta a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) del día y puede llegar a precios elevados dependiendo de la oferta y la demanda de la divisa.

Bancos nacionales

Si bien hay bancos que ofrecen el servicio de compra y venta de divisas en sus oficinas, estos agentes tradicionales por lo general requieren de una negociación de la tasa de cambio a través de sus mesas de dinero. Esto, sumado a algunas tarifas administrativas, provocan que los precios resulten mayores de cara al cliente.

Además, existen algunas diferencias dependiendo de la entidad financiera seleccionada, pero en su mayoría cuentan con una serie de requisitos para poder comprar las divisas entre las que se encuentra la apertura de una cuenta corriente o de ahorros, comprobantes de compra o procedencia de activos, entre otros.

Plataformas digitales

La globalización y la democratización financiera brindan herramientas digitales, mayormente operadas por fintech, que permiten que cualquier persona pueda tener más de una billetera donde puede mantener y enviar sus activos en dólares u otra moneda corriente y así protegerse de la volatilidad de algunas divisas. Al ser 100% digitales, el dinero siempre está resguardado, usan la tasa de cambio al precio de momento y, por lo general, no cobran cuotas de mantenimiento, de apertura, ni requieren que el usuario esté ubicado en EE. UU o en otro país dolarizado.

Existen herramientas que tienen todo un ecosistema financiero que permite desde el envío de dinero internacional, cambio de divisa, hasta tener billeteras digitales. “Cada día el dinero de los chilenos está perdiendo más valor adquisitivo en términos de rentabilidad como consecuencia de la devaluación del peso. Por eso es importante que las personas empiecen a utilizar herramientas digitales que los ayuden a cuidar su bolsillo”, explica Tomás Bercovich, CEO y Cofundador de Global66.

“Global66 habilita que cualquier persona pueda acceder fácilmente a dólares y otras divisas, almacenándolos temporalmente en su billetera digital para, posteriormente, hacer otras transacciones, enviarlos a cuentas bancarias en más de 65 países o volverlos a cambiar a pesos cuando sea conveniente para el usuario”, agregó Bercovich.

Comentarios